El presidente colombiano Ivan Duque acusa al gobierno venezolano de apoyar y resguardar en su territorio a miembros del grupo guerrillero ELN (ejército de liberación nacional), mientras que la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez  denuncia que la oposición venezolana con auspicio del gobierno colombiano, ha sido apoyada por grupos paramilitares y narcotraficantes, específicamente los rastrojos.

Tanto el presidente Colombiano, como la vicepresidenta venezolana mostraron en la ante la Asamblea General pruebas de sus denuncias. El contraste entre ambas es, cuando menos, notorio:

¿Quiénes aparecen en las fotos?

  • Pruebas presentadas por DuqueUn grupo de guerrilleros del ELN junto a niños, en una locación indeterminada, sin acompañamiento de ningún funcionario del Estado Venezolano (policial, concejal, alcalde…) que corrobore el resguardo denunciado por Duque; otra foto de una cabaña con un graffiti que dice: ELN y se asegura es en Venezuela.

  • Pruebas presentadas por Delcy Rodríguez: Líderes del grupo paramilitar y narcotraficante los rastrojos con el presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó y principal figura mediática de la oposición venezolana. Testimonios de los paramilitares detenidos revelan vínculos con la gobernadora del Táchira y su equipo, así como con funcionarios colombianos del norte de Santander.

¿Quiénes han desmentido la veracidad de las fotos y pruebas?

 Pruebas presentadas por Duque: 

  • La AFP declaró que una de las fotos presentadas fue tomada por su fotógrafo Luís Robayo en la región colombiana del Catatumbo y no en territorio venezolano como afirmó Duque.
AFP: indicó que un portavoz del ministerio colombiano de Defensa se había disculpado telefónicamente “por el uso de al menos tres fotografías de esta agencia en el dossier, que no se ha hecho público en su totalidad”. “Además, la fuente reconoció que las tres fotografías de la AFP habían sido tomadas en Colombia y no en Venezuela”, añadió la compañía francesa.

 

  • El diario El Colombiano, afirmó que la foto de la ronda de los niños fue publicada por ellos en un artículo de 2015 y suministrada por inteligencia militar, especificando que fueron tomadas en el Tambo-Cauca- territorio Colombiano.

  • El guerrillero Carlos Jhon Cabrera Ruales, alias mono Sergio,  que se encuentra en el complejo penitenciario y carcelario Cojamundi, Valle declaró al Diario El Colombiano: “Siendo más o menos las 10:00 a.m., nos encontrábamos con el grupo de producción audiovisual haciendo unos videos propagandísticos, cuando bajaron los niños de la escuela primaria El Vergel, y con la compañera ‘Tamara’, que era muy apegada a los niños, los invitó a una ronda y a jugar junto a los demás guerrilleros (…), la mayoría de estos niños eran hijos de personas conocidas de la región. Aprovechamos el momento e hicimos grabación” y agrega quienes son los guerrilleros en la foto:  Támara, ‘el Mago’, ‘Edinson’, ‘Leovar’, ‘el Che’, ‘Ximena Gladis’.”

Pruebas presentadas por Delcy Rodríguez: Nadie desmintió. El propio Guaidó admitió la veracidad de las fotografías, aunque sugirió “que fue una foto más”

Cambio de posturas 

  •  Pruebas presentadas por Duque: Ahora, Duque declara que la foto es “anecdótica y contextual”. La foto no fue tomada ni en la fecha (abril 2018), ni en  el lugar (Tachira, Venezuela), indicado en el informe entregado a la ONU. Lo anecdótico es el descaro con el que miente simultáneamente al Secretario General de la ONUcancilleres, y a jefes de gobiernos y de estados del mundo. Se desentiende de responsabilidad y señala a la ONG FUNDAREDES de suministrar las fotos, la ONG paso de poca credibilidad a nula credibilidad
  • Pruebas presentadas por Delcy Rodríguez: Ningún cambio de postura, ningún acto de retractarse. Lo cual ocurre cuando las pruebas son veraces y no mentiras o fake news.

Los titulares de la prensa mundial y colombiana debieron ser: Ridículo mundial de Duque/ Las mentiras de Duque en la ONU/ Duque miente a Secretario General de la ONU y a más de 100 países (no mil) en la ONU, pero como en el caso de la foto del autoproclamado con los narcotraficantes paracos,  fueron complacientes  y optaron por el siempre efectivo: “polémicas fotos”, “supuestamente falsas”, “tormenta política”. 128 páginas de mentiras, frente a la verdad de Venezuela, llevada dignamente a la ONU por nuestra vicepresidenta

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here