Por: Laura Antillano

La expresión de Simón Rodríguez pronunciada en el contexto de la misma guerra de emancipación americana ante la colonización española, ha servido de mensaje enunciativo para promover el encuentro de cine, llevado a cabo por los organismos del Ministerio de Cultura que representan este renglón: “Inventamos o erramos”, es efectivamente, un optar por el impulso hacia adelante, teniendo la inventiva como bandera.

Cuando este artículo sea publicado ya habrá finalizado el “Encuentro de Cine y Audiovisual: Innovamos o erramos”, y si las expectativas anunciadas se cumplieron, se homenajeó a los compañeros cineastas desaparecidos recientemente: Edmundo Aray, Joaquín Cortez y Michel New, cuyas obras representan motivos de aplauso y reconocimiento, y es un acto de justicia el llevarlo a cabo.

El evento se ocupó de reflexionar y comunicar a través de talleres, charlas, foros y conferencias, lo relativo al uso de nuevas tecnologías para hacer cine desde la cotidianidad inmediata, como el uso de teléfonos celulares, herramienta que se ha hecho imprescindible en el día a día de todos; la revisión de nuevas perspectivas desde el punto de vista estético, o las oportunidades existentes en el país para la formación académica en estas áreas.

La gente se organizó en distintos lugares de Venezuela para trasladarse a Caracas, lo que indica que hay mucho interés al respecto; despertado en alguna medida por la cadena de festivales y encuentros que se vienen realizando en el país. Multiplicar esas iniciativas, nacidas de colectivos regionales debe prevalecer, por la difusión y definición del cine nacional.

Entre quienes intervinieron en este inventar, están: Román Chalbaud, Luis Alberto Lamata, Alfredo Anzola, Donald Myerston, Viveca Baiz, Liliane Blaser, Boris Castellano, Oswaldo Rivero (Mango), Álvaro Cáceres, Roque Valero, Alberto Rodríguez Carucci, Luis Britto García, Xavier Sarabia, Juan Calzadilla, William Osuna, Mateo Manaure ,Pablo de la Barra y Armando Arce.

Mucha gente “se quedó con los crespos hechos”, por la celeridad de la propuesta organizativa y sus fallas, pero está visto que necesitamos estas actividades en función de una mejor comunicación y sus resultados son importantes.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here