Durante el debate de la 74° Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dirigió un discurso cargado de expresiones antiimigrantes y de contradicciones con respecto a la paz.

En su alocución ante los 193 países miembro de Naciones Unidas, Trump ha acusado a los líderes de la República Islámica de avivar los conflictos en Siria y Yemen, y enfatizó que “nunca se debe permitir” que Teherán desarrolle un arma nuclear.

“Ningún Gobierno responsable debe subsidiar la sed de sangre de Irán”, (…) “Mientras continúe el comportamiento amenazador de Irán, las sanciones no serán levantadas: serán endurecidas”, añadió.

Con respecto a la situación en la frontera con México, el mandatario estadounidense recomendó a los migrantes: “No paguen a los ‘coyotes’, no se expongan al riesgo, no expongan a sus hijos al riesgo, porque si logran llegar hasta aquí, no se les permitirá la entrada, serán prontamente devueltos a casa”.

“No van a poder entrar mientras yo sea presidente”, fue el mensaje que envió a los migrantes que intentan ingresar sin documentación a su país.

Más adelante en su discurso, Trump arremetió contra los países que supuestamente amenazan los intereses de su nación, entre ellos, Cuba, Venezuela, Nicaragua, China, Corea del Norte e Irán. Tildó al presidente venezolano, Nicolás Maduro, de “títere de Cuba, y acusó a La Habana de “saquear” la riqueza petrolera de Venezuela. Uno de los más serios desafíos que enfrentan nuestros países es el espectro del socialismo: es el arruinador de naciones y el destructor de sociedades, declaró el mandatario.

“EE.UU. nunca será un país socialista”.

Asimismo, aseguró que no dejará de lado su interferencia en los asuntos relacionados con Hong Kong y perseguirá que China cumpla con “promover la libertad y la vida democrática”, aprovechó de acusar a China de negarse a la negociación y una reforma de su modelo comercial y justificó la imposición de grandes aranceles a los productos chinos.

A pesar de declarar que “EE.UU. no busca conflictos con ninguna otra nación”. “Deseamos paz, cooperación y beneficio mutuo con todos. Pero nunca fallaré en defender los intereses de EE.UU.”, Trump también hizo menciones duras contra Corea del Norte y Afganistán.

“Le he dicho a Kim Jong-un lo que verdaderamente creo: que, al igual que Irán, su país tiene un tremendo potencial sin explotar, pero que para realizar esa promesa Corea del Norte debe desnuclearizarse”.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here