El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, rechazó la expulsión de dos de sus funcionarios por parte de Estados Unidos, que pertenecían a la misión permanente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). 

Rodríguez repudió las acusaciones de EE.UU. en las que acusan a los representantes cubanos por supuestamente estar involucrados en actividades dañinas para la seguridad nacional. 

“Es vulgar calumnia la imputación de que realizaron actos incompatibles con status diplomático”, aseveró el canciller cubano. 

 

Asimismo, las autoridades estadounidense restringieron los movimientos de la comisión cubana ante la ONU, lo que significa que solo se podrán movilizar por Manhattan.

La misión de Cuba ante la ONU recibió un comunicado en el que instaban a los funcionarios cubanos a irse en un plazo de 48 horas, sino se procedería a su expulsión.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here