Este lunes, luego de los ataques en Arabia Saudita, los precios del petróleo han aumentado casi 20 por ciento, se vieron afectados los mercados y existe una amenaza de interrumpir el suministro mundial del energético en forma temporal por esta situación.

Según las fuentes localesd, el conflicto regional, sumado al ataque de rebeldes yemeníes a las instalaciones de procesamiento de Arabia Saudita el fin de semana paralizó la mitad de la producción del reino y la reparación de las instalaciones tardará semanas. El ataque del sábado paralizó la producción de 5.7 millones de barriles de crudo al día, más de la mitad de las exportaciones diarias de Arabia Saudita y más del 5 por ciento de la producción diaria global de crudo.

Los precios del petróleo subieron y el Brent marcó su mayor alza porcentual desde la Guerra del Golfo en 1991, así como también, el valor del oro y la plata subió este lunes más de un 1 % y un 2 %, respectivamente.

Este sábado, Washington acusó a Teherán de estar detrás de estos ataques con aviones no tripulados, pero desde Irán negaron la autoría y tacharon las acusaciones de “mentiras máximas”. Asimismo, la Casa Blanca informó que asignará parte de sus reservas estratégicas para estabilizar el mercado petrolero.

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here