El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, decretó estado de sitio, tras la muerte de tres miembros del Ejército durante una emboscada hecha por narcotraficantes. 

Durante una rueda de prensa, Morales anunció el decreto para 22 municipios del país, lo que impide las manifestaciones, el porte libre de armas y suspende las garantías constitucionales como la libertad de tránsito, por 30 días. 

La medida debe ser aprobada por el Congreso, pero mientras, las garantías en las localidades están suspendidas.

Fuentes oficiales detallaron que la emboscada se levó a cabo al noroeste de la capital, durante una operación militar, mientras una unidad se dirigían al sitio de aterrizaje de una aeronave en una pista clandestina.

El enfrentamiento dejó tres heridos, dos desaparecidos y solo uno de los militares logró salir ileso. 

Para Morales, lo ocurrido “ha puesto en peligro el orden constitucional, la gobernabilidad y la seguridad del Estado, afectado a personas y familias”.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here