Hong Kong decidió retirar de forma indefinida el proyecto de ley sobre las extradiciones a China, motivo por el que manifestantes salieron a las calles por más de dos meses. 

La jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, anunció la suspensión del proyecto de ley, para apaciguar completamente las “preocupaciones públicas”.

El proyecto de ley había sido suspendido por las autoridades hongkonesas el pasado 15 de junio, sin embargo, las protestas no cesaron. 

Esta es la primera vez que Hong Kong accede a una de las exigencias de los manifestantes, por lo que apuntaron que no aceptaran ninguna otra. Dado que algunos ya han criticado que esta decisión se queda corta y llegó demasiado tarde. 

Los manifestantes ahora exigen la creación de una comisión independiente, que investigue el comportamiento de la policía.

Pero, la respuesta del Gobierno es que ahora comenzarán un diálogo directo a partir de este mes. 

“Después de dos meses de tensiones sociales, es evidente para muchos que el descontento va mucho más allá del proyecto de ley. Cubre cuestiones políticas, económicas y sociales”, aseveró Carrie. 

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here