Continúa la tensión comercial entre China y Estados Unidos, luego que el gigante asiático anunciara como respuesta la imposición de aranceles por 75.000 millones de dólares a productos importados desde el país norteamericano. 

El anuncio de China, surge luego que EE.UU. anunciara el pasado 1 de agosto nuevos aranceles del 10 por ciento a las importaciones chinas, que están valoradas en 300.000 millones de dólares, a partir del próximo 1 de septiembre.

Todo esto, mientras se sigue desarrollando las reuniones comerciales entre ambas naciones, que continuarían en septiembre. 

China consideró la imposición de aranceles como una violación a los acuerdos alcanzados en las negociaciones que se han desarrollado, por lo que aseguró que tomaría represalias.

Ahora, a partir del 1 de septiembre y hasta el 15 de diciembre, China establecerá dos aranceles del 10 por ciento y otros dos del cinco por ciento, que afectarán unos 1.658 productos estadounidenses. 

Entre los productos afectados están La soja, el petróleo, la carne de cerdo y algunos agrícolas. 

Mientras que después del 15 de diciembre, el país asiático activará aranceles del 10 por ciento y agregará otros 10 por ciento a ciertos productos, sumado a otro cinco por ciento, afectando a 3.361 artículos estadounidenses.

China aseveró que es una respuesta forzada al unilateralismo y el proteccionismo comercial en EE.UU.. Al tiempo, llamó a Washington a cooperar para llegar a una solución aceptable para ambos.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here