Una gran ola de incendios forestales reportadas el pasado 14 de agosto, continúa afectando a Brasil, Paraguay, Bolivia y Perú, consumiendo miles de hectáreas y forma parte de los eventos de esa naturaleza que enfrentan estos países fronterizos, durante las útimas semanas. Autoridades brasileñas han descartado que se trate de un incendio premeditado y apuntan al fuerte calor y a la sequía.

En Brasil, más de 3 mil hectáreas, mil de ellas pertenecientes al Parque Nacional Chapada dos Guimaraes en el occidente del país y otras 2mil externas en la zona rural de la región metropolitana de Cuiabá, según indicó el cuerpo de bomberos.

El corresponsal de teleSUR en Brasil, Ignacio Lemus, informó mediante su cuenta en twitter que el incendio ha afectado viviendas de Porto Velho, capital de la fronteriza región brasileña. También al asentamiento Reserva Ambiental Margarida Alves, del Movimiento Sin Tierra de Brasil (MST). El movimiento responsabiliza a invasores y madereros por el incendio. Además denuncian sus amenazas para expulsar a los sin tierra.

Mientras en Paraguay, la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), informó que lograron controlar el incendio forestal registrado en la Reserva Pantanal Paraguayo en el Distrito de Bahía Negra, departamento de Alto Paraguay (Chaco paraguayo), en la frontera con Bolivia y Brasil. El fuego no alcanzó el casco urbano, sim embargo se registraron más de 60 personas afectadas consecuencia de la intensa humareda.

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here