Mario Abdó Benítez, presidente del Paraguay, ha aceptado un juicio político en su contra, por su polémico pacto energético con Brasil que obligaría a los paraguayos a pagar un mayor precio por la electricidad.

El mandatario fue acusado por la oposición paraguaya de haber establecido el acta bilateral del proyecto hidroeléctrico Itaipú, bajo condiciones “entreguistas”, perjudiciales a los intereses de su país. Aunque Abdó Benítez ha declarado que estaría dispuesto a enfrentar un posible juicio político en su contra en relación a la negociación por el derogado acuerdo hidroeléctrico, a sabiendas que la oposición aún no cuenta con los votos necesarios para llevar adelante el proceso judicial.

“No tengo nada que temer. Estoy dispuesto a enfrentar lo que tenga que enfrentar”, añadió.

Movimientos y organizaciones sociales, han convocado a movilizaciones para exigir la renuncia del mandatario por el escándalo en torno al acuerdo con Brasil.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here