El viceministro de Comunicación Internacional del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, William Castillo, luego de conocerse las nuevas agresiones contra Venezuela impuestas por el gobierno de Donald Trump, se pretende acabar con el diálogo que se realiza entre el Ejecutivo Nacional y la oposición, auspiciado por el Gobierno de Noruega en Barbados.

A través de su cuenta en la red social Twitter @planwac, el viceministro Castillo denunció sobre estas medidas injerencistas de Washington contra la Patria de Bolívar son un nuevo intento por deponer al presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela,  Nicolás Maduro y repercuten en aumentar el bloqueo financiero y por ende el desarrollo del país.

La medida coercitiva unilateral afecta todos los bienes e intereses en propiedad del gobierno de Venezuela en Estados Unidos, agresión que forma parte de otra escalada para ejercer mayor presión contra la Revolución Bolivariana y sus aliados internacionales.

Asimismo, la Orden en esencia permitiría la aplicación de medidas coercitivas unilaterales contra cualquier individuo o compañía que sostenga operaciones o brinden cualquier tipo de respaldo al Gobierno de Venezuela.

Esto ubicaría a Venezuela a la par con otros países como Corea del Norte, Irán, Siria y Cuba, siendo los únicos que también se les ha aplicado medidas similares vinculadas a restricciones en las transacciones con Estados Unidos.

La medida dictada por la Casa Blanca formaliza el «criminal bloqueo económico, financiero y comercial ya en marcha», acciones que afectan directamente a la sociedad venezolana, señala un comunicado del Gobierno Nacional.

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here