En una acción intimidante, y contraría a la garantía del ejercicio de las libertades personales prevista en la Constitución de los Estados Unidos, el activista del Colectivo por la defensa de la embajada de Venezuela y participante del Foro de Sao Paulo, Sergio Lazo, fue detenido el día de ayer a su regreso de Venezuela, por varias horas en el aeropuerto de Dulles, en Washington D.C, por autoridades norteamericanas.

Sin ninguna razón jurídica, el funcionario identificado como Detective No. 3340-049A, del servicio de Aduana y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés), retuvo al joven Lazo, de nacionalidad nicaraguense-americano, forzándolo a entregar y desbloquear su teléfono y demandando información sobre sus contactos en Venezuela con el Presidente Nicolás Maduro.

Ante este flagrante intento de violación de su privacidad, solicitó llamar a su abogado, recibiendo como respuesta que “él no tenía ningún derecho y no podía llamar a su abogado”, asegura el periodista Max Blumenthal quien logró entrevistarse con Lazo posterior a lo ocurrido.

En su nota, publicada el día de hoy, señala que durante el procedimiento, Lazo fue víctima de un interrogatorio de más de dos horas, descargaron toda la información de su teléfono y luego lo dejaron en libertad.

Lazo, en relación a lo ocurrido, declaró:

“Es gracioso cómo critican a Maduro y (al presidente de Nicaragua) Daniel (Ortega), y hablan de la dictadura y el acoso, diciendo que Daniel y Maduro persiguen gente todo el tiempo. Pero en realidad, es aquí donde estamos siendo acosados por pensar de manera diferente al gobierno”.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here