Luego del asesinato de un indígena waiãpi en la Amazonía, las culpas apuntan al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en especial por sus políticas ambientalistas que han venido siendo rechazadas en la nación. 

La miembro del Congreso Federal de Brasil, Marcivania Flecha, señaló a Bolsonaro como el máximo responsable de la matanza e invasión a las tierras de la Amazonía brasileña. 

Misma opinión sostuvo el Consejo Indigenista Misionero (CIMI), que a través de un comunicado denunció al mandatario ultraderechista, por el asesinato del cacique Wajapi y por la destrucción masiva en la Amazonía, por la explotación minera que autorizó. 

El CIMI indicó que las políticas de Bolsonaro son “combustible y estimulan la invasión, el desmonte territorial y las acciones violentas contra los pueblos indígenas en nuestro país”.

La muerte del indígena surgió luego de la invasión de unos 50 buscadores de oro armados y uniformados, mismo momento en que anuncia que quiere designar a su hijo Eduardo Bolsonaro en la Embajada de Estados Unidos, para establecer asociaciones en la exploración de minerales en tierras indígenas. 

“Estoy buscando el primer mundo para explorar estas áreas en asociación y agregando valor, por eso mi acercamiento a Estados Unidos. Por eso quiero a una persona de confianza en la embajada de EE.UU.”, declaró Bolsonaro en una entrevista.

 

Hasta los momentos, la Fiscalía brasileña se encuentra en las averiguaciones por el asesinato del indígena, que presuntamente ocurrió el pasado lunes 22 de julio, en circunstancias no esclarecidas.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here