Desde el balcón del pueblo del palacio de Miraflores, en compañía de los presidentes de la República Bolivariana de Venezuela y Cuba, se despidió la XXV edición del Foro de Sao Paulo.

El espacio, que reunió a más de 450 movimientos y organizaciones sociales de distintas partes del mundo, concluyó con una Declaración que recogió los principales acuerdos, entre los cuales destaca:

1. Fortalecer el movimiento mundial en defensa de la paz, la democracia y
las conquistas sociales alcanzadas.

2. Llamar a la promoción de la más amplia solidaridad mundial con la defensa de la soberanía y la autodeterminación del pueblo venezolano, y con el derecho de éste a vivir en paz.

3. Apoyar el diálogo entre el Gobierno Bolivariano y las corrientes opositoras impulsado por el presidente constitucional Nicolás Maduro, porque es una expresión genuina de la democracia y de las libertades existentes en Venezuela, razón por la cual es apoyado mayoritariamente por el pueblo venezolano en función de dirimir las diferencias por la vía constitucional y pacíficamente, sin injerencias extranjeras.

4. De forma enérgica rechazar las amenazas de intervención militar contra Venezuela y condena en todas las instancias posibles el bloqueo económico, financiero, comercial y el cerco diplomático por parte del gobierno de los Estados Unidos.

 

Lea el comunicado íntegro aquí.

El Presidente Nicolás Maduro, como anfitrión de las delegaciones, hizo un llamado a la unidad de los pueblos para recuperar los gobiernos perdidos y conquistar nuevos y necesarios espacios para el Socialismo.

De igual manera, el Presidente de Cuba, Miguel Diaz Canel afirmó que “Venezuela es la primera trinchera de lucha antiimperialista” y por ende el principal blanco del gobierno de los EE.UU, por lo que la solidaridad con su lucha es estratégica para todos los pueblos del mundo.

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here