Las calles de la isla del encanto están encendidas desde hace días, ya que cientos de manifestantes exigen la renuncia del gobernador Ricardo Roselló.

En Puerto Rico, ha aumentado el rechazo a la gestión y política actual, tras el reciente caso de corrupción y las filtraciones de mensajes, luego que el Centro de Periodismo de Investigación publicara casi 900 páginas del chat privado en Telegram.

Las conversaciones entre el gobernador y su círculo íntimo revelaron un enfoque vengativo en la administración del gobierno, el que incluye ataques a periodistas, términos despectivos contra las mujeres, especialmente la expresidenta del Consejo de la Ciudad de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, y comentarios homofóbicos dirigidos al cantante Ricky Martin, así como a amenazar con entregar a los opositores políticos a la policía.

 

Para este lunes se realizó la convocatoria a miles de puertorriqueños a marchar por las principales calles de la capital San Juan, para exigir la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló.

Las filtraciones se produjeron la misma semana en que funcionarios del FBI arrestaron a dos exfuncionarios de la administración de Rosselló como parte de una investigación federal de corrupción.

 

El saldo fue de al menos, 14 heridos y tres detenidos tras la represión policial contra los marchantes en las proximidades de sede del ejecutivo, conocida como La Fortaleza.

Por su parte Rosselló mediante un comunicado expresó: “No se renuncia al trabajo iniciado, y hoy más que nunca mucha gente cuenta con mi compromiso para ello. Mañana y durante toda la semana continuaremos las reuniones de trabajo para asegurarme de que el equipo cuenta con el compromiso que les he exigido y que me han manifestado para continuar en esta gestión”.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here