Por: Juan P. Sáenz

El arma secreta, la magia oscura se respeta

Esotéricos manifiestos, sostienen, que las brujas sueltas anuncian el fervor incendiario calentando calderas, e introduciendo en ellas; cabezas de niños en sereno de tres días, ancas
de sapo, saliva en añejo de ron blanco espirituoso, gato negro robado en la puerta de una iglesia para ser afeitado horneado y luego vomitado en la negra caldera de hierro macizo. Y  sin mediar palabras; tres padres nuestro al revés, aromatizados con un poco de ignorancia guaidodiana.

¡Ojo, no te asustes! ¡Hagamos posible lo imposible! Pásame la mandrágora, esa que hace run run, donde Nelson Bocaranda imagina los escenarios y se desboca en escatológicas palabras. Pues, lo que importa son las secreciones verbales, las que van directo a los pozos sépticos, las verborreas sucintas, las llenas de desechos humanos, porque María Corina no soportaría palabras libres llenas de pueblo.

Mientras, en voz baja y teniendo de espalda la luna, anda y pregunta, qué, otras mentiras harán germinar a la Caraota Digital. El bagazo de un remanente, que quedó de una burguesía
nigromante, visceral y ausente de nuestra Venezuela olor a guayaba. Al cabo de pocos años, no pasará de ser un germen, aborto de ficción, una placenta envejecida, y a mi parecer, creo, que es esa la que necesitamos para el gran menjurje que hemos venido preparando desde los párrafos anteriores.

Recuerda, que en el libro de brujería de la cuarta república, Ledezma reseñó, que los jóvenes
no pueden ser asesinados de manera inadvertida o intempestiva, para el provecho de su sangre. Como lo hubiese dicho, cuando fue alcalde de Caracas; la sangre proveniente de la tortura se hace más amarga, que, al mezclarla con chimó y riñón de pobre, nos asegura tres años más en el poder.

Entre tanto, dile a Leopoldo, todo lo que hemos estado preparando. No vaya ser, que se despepite con Patricia Poleo y nos delate ¡Y ahí sí, que nos jodimos! Al otro día, nos dan con el mazo en la lengua, y tú sabes que ese mazo es histórico. Lo empuñó Bolívar y liberó a Venezuela de los Españoles. Y, desde esa gesta viene andado entre pueblo y pueblo, alzando la voz de América. ¡Ya mucho palo hemos llevao! Y por los vientos que se avecinan, el Juancho virgen de media noche, ya huele a formol.

@saenzjuanpablo

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here