El informe del Centro de Investigación Política y Económica reseñó que unas 40.000 personas han muerto en los últimos dos años producto de las sanciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos contra Venezuela.

El informe fue leído por el fiscal general Tarek William Saab, durante una ponencia llamada “Bloqueo contra Venezuela: Una agresión criminal”.

Saab denunció que las sanciones han reducido la disponibilidad de alimentos y medicamentos, además de aumentar las enfermedades y los índices de mortalidad.

Indicó que los propios estadounidenses proyectan que la continuidad del bloqueo generará más muertes en el país, dado que la vida de unas 300.000 personas están en peligro por la limitada disponibilidad de elementos básicos.

“El bloqueo ha alejado inversionistas y poderosas corporaciones dispuestas a hacer transacciones con nuestro país”, alertó.

Reiteró que esta política de EE.UU. busca una explosión social en el país, y así justificar una intervención extranjera.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here