El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, ha denunciado esta semana que se están creando falsas agencias de gestión de asuntos consulares venezolanos, que no tienen ningún caracter legal y que pone en riesgo a quienes confían en estos trámites.

El Ejecutivo Nacional advirtió, por medio de un comunicado, que la alteración de documentos y la falsificación de sellos oficiales, son conductas tipificadas como delitos, no sólo en el ordenamiento jurídico venezolano, sino en la totalidad de los países del mundo, y que acarrean penalizaciones, tanto para quienes cometen estos actos, como para quienes hacen uso de documentos alterados o con sellos falsificados, invalidándolos.

Ni las “embajadas” ni los supuestos “enviados de” o tildados de “embajadores de Juan Guaidó“, (el diputado autoproclamado presidente “interino” de Venezuela), tienen valor legal. No son más que gestorías ilegales que detrás del señuelo de “ayudar” a regularizar situaciones migratorias, estafan y manipulan.

Los llamados “diplomáticos” de Guaidó en el exterior no pueden emitir pasaportes ni visas. Solo ofrecen a los usuarios inscribirse en supuestos sistemas de “registro consular”, que captan datos privados de la ciudadanía sin que se tenga la certeza del destino que tendrán esos datos personales.

Recientemente, se actualizó el sistema de emisión electrónica de apostillas y legalizaciones internacionales de documentos, que ahorra tiempo y dinero a los usuarios.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here