Miles de estudiantes brasileños salieron nuevamente a las calles para rechazar las políticas de recortes que ha realizado el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro.

Desde tempranas horas de la mañana, las ciudades de Brasilia, Belo Horizonte, Salvador, Sao Paulo, Rio de Janeiro se llenaron de estudiantes, docentes y trabajadores, para denunciar que la reforma de previdencia amenaza el derecho a la jubilación y favorece al sistema financiero.

La movilización fue convocada por la Unión Nacional de Estudiantes para rechazar el recorte del 30 por ciento al presupuesto educativo a las universidades públicas y el bloqueo a las becas de investigación.

En redes sociales también se sintió la protesta, al posicionar la etiqueta #30MpelaEducacao, en repudio a la política que puede dejar a las instituciones sin las condiciones mínimas de funcionamiento.

Esta es la segunda gran convocatoria en este mes que ha hecho el gremio educativo contra las políticas de Bolsonaro, luego que este 15 de mayo el país quedara paralizado por una marcha masiva en diferentes puntos del país, dado que exigen una educación gratuita y de calidad.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here