Atletas estadounidenses denunciaron a Nike por reducir su patrocinio, a las deportistas que quedan embarazadas.

El diario The New York Times publicó la denuncia de la atleta olímpica, Alysia Montaño, quien expresó que Nike “me dice en sus avisos que cumpla mis sueños, hasta que quise tener un bebé”.

Montaño de 33 años y conocida como la corredora embarazada, participó en 2014 con ocho meses de gestación en un torneo en Sacramento, y en 2017 corrió cuando su segundo hijo en el vientre.

Pero, no fue la única deportista que arremetió contra Nike, la estadounidense Kara Goucher, aseveró que sintió que debía decidir entre entrenar para recibir el apoyo de Nike o quedarse en el hospital con su hijo recién nacido.

“Sentía que tenía que dejarlo en el hospital solo para salir y correr, en vez de estar con él como haría una madre normal. Nunca me perdonaré por eso”, reprochó.

 

Opinión que compartió, Phoebe Wright, quien expresó que para las deportistas quedar embarazadas es “el beso de la muerte”.

Ante todas estas críticas, Nike salió a defenderse y explicó que la reducción del patrocinio es de acuerdo al rendimiento, “lo cual es habitual en el mundo del deporte”.

“Nike se enorgullece de patrocinar a miles de mujeres atletas. Como es una práctica común en nuestra industria, nuestros acuerdos incluyen reducciones de pagos basadas en el rendimiento”, apuntó.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here