Toneladas de sargazo llegó a las playas del Caribe mexicano y podría provocar pérdidas millonarias para la industria turística en Cancún y sus alrededores.

Según reportes de la Red de Monitoreo del Sargazo en Cancún, el también conocido como Sargassum, es un tipo de alga marina de gran tamaño, cubre más de 150 kilómetros del litoral del estado de Quintana Roo, México.

“El modelo nos está arrojando que podemos llegar al millón de toneladas, es un mar de sargazo. El modelo lo alimentamos de las corrientes, el viento, las mareas, los vientos dominantes”, explicó el hidrobiólogo Esteban Amaro, director de la red de Monitoreo.

 

El sargazo es un macroalga de color marrón y olor fétido, proveniente del océano Atlántico. Según algunos científicos, proviene de una zona entre de Brasil y África, y llega hasta las costas del Caribe por medio de corrientes marítima.

Otras explicaciones enfatizan que este aumento de sargazo se debe al excedente de nutrientes en las costas, producto de desechos humanos vertidos al mar, lo que genera un mayor crecimiento de las algas. Esto, debido a que las aguas residuales y los fertilizantes contienen altos niveles de fósforo y nitratos que favorecen su crecimiento.

Se prevé que las pérdidas podrían ser cercanas a los 2.920 millones de dólares, una situación que afectaría a 1.075 hoteles, ubicados en las playas mexicanas de Cancún, Puerto Morelos, Isla Mujeres, Cozumel, Holbox, Tulum, Chetumal, Solidaridad, Felipe Carrillo Puerto, Bacalar y Mahahual.

La senadora por Quintana Roo Mayuli Latifa Martínez, del partido conservador PAN, pidió al Gobierno federal intervenir ante la crisis, “ya que el problema del sargazo es tan grande que los esfuerzos locales de empresarios, universidades y autoridades locales no han sido suficientes”.

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here