Por: Edwin Velásquez

El tiro de reglaje es una técnica en la estrategia militar basada en una serie de pruebas que persigue golpear un objetivo a través de aproximaciones.
“Es lo que utiliza un tanque antes de hacer uso de su cañón. Éste cuenta a su costado con un rifle que precede al cañonazo. Una vez que el tiro de reglaje ha sido disparado se corrige el margen de error entre el tiro y el objetivo, para luego dar lugar al golpe definitivo”.

Este fue el nombre del plan golpista, mejor conocido en el mundo como El Tanquetazo en Chile, que se perpetró dos meses antes del Golpe de Estado contra Salvador Allende, lo que pareció una torpeza de la coalición opositora realmente tenía un único fin de corregir el margen de error del futuro y real golpe para ser certero, tal y como ocurrió el 11 de septiembre de 1973.

En las memorias escritas por Augusto Pinochet, él mismo se reconoce como autor intelectual del “Tanquetazo” y explica que la operación había servido para que los servicios de inteligencia de las Fuerzas Armadas pudieran medir la capacidad de respuesta de las fuerzas Allendistas, lo que implicaba, registrar el tipo de armas que éstas usaban, estudiar el comportamiento y llamados del presidente Salvador Allende, comprobar los tiempos y el nivel de respuesta de la población chilena ante estos llamados, así como los niveles de lealtad dentro y fuera de la Fuerza Armada.
Lo que sucedió en Venezuela el 30 de abril, un día antes del Día Internacional del Trabajador, parece más bien un Tiro de Reglaje, que consistió en la liberación del dirigente opositor Leopoldo López, y en la supuesta toma de la Base Aerea La Carlota, que conllevó a movilizaciones populares, acciones de seguridad de Estado, movimientos de inteligencia, deserciones de relevancia, pero que, analizándolo en frío, nunca se mostró como una real intención de Golpe de Estado sino como un ensayo.

Es importante estar alertas a los próximos movimientos de la derecha, también debemos analizar el comportamiento de ellos, porque lo que sucedió en la parroquia Caricuao pudiera ser un experimento particular para luego llevarlo a toda la ciudad en un momento determinado, no podemos dejar de lado que hay mucho dinero de por medio, que el financista y arquitecto de las acciones guerreristas y golpistas contra Venezuela y contra su presidente legítimo Nicolás Maduro Moros, las lleva a cabo el gobierno de los Estados Unidos de Norteamerica, y que los enemigos del mundo están confabulados para derrotarnos sin piedad.

El llamado es a la unidad revolucionaria, el Partido y la Dirección Política de la Revolución deben procurar máxima organización en todos los niveles, debemos dar luces de cómo actuar en el territorio frente al ataque enemigo, y cómo coordinar, mediante mecanismos de comunicación efectivos pero guardando discreción y prudencia; por último creo que también podríamos pensar en nuestro Tiro de Reglaje, solo falta una pequeña prueba para que la Revolución de su golpe certero antes que ellos.

Edwin Velásquez

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here