Durante una intervención en el evento sobre la nación suramericana en el Atlantic Council, centro de estudio que promueve las ideas de la Organización del Tratado De Atlántico Norta (OTAN), el enviado especial de Washington para Venezuela, Elliott Abrams fue interrumpido por una activista de ‘Codepink‘, ONG que se opone a las ocupaciones militares de EE.UU. en otros países.

Ariel Elyse Gold, codirectora de Code pink, entorpece la alocución de Abrams con una pancarta donde se lee “No al golpe en Venezuela”, mientras grita: criminal de guerra” y que las sanciones económicas al país, impulsadas por la Casa Blancasocavan la democracia de un país y vulneran al pueblo venezolano”.

Al mismo tiempo, Gold manifestaba en el auditorio, que el autoproclamado presidente, Juan Guaidó, “no fue elegido por nadie”. y que más de seis millones de personas votaron por Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, reconocido por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

La activista fue expulsada por miembros del personal de seguridad, ante los aplausos de los invitados.

En enero, Medea Benjamin quien también pertenece a Codepink, se presentó de improvisto en una reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA), durante la participación del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompe para solicitar al organismo, no avalar un golpe de Estado contra el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro.

Del mismo modo, lo hizo durante la participación de Gustavo Tarre Briceño, “representante” ante la OEA por el diputado de la Asamblea Nacional en desacato Juan Guaidó, en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS).

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here