Una pequeña muestra de la hipocresía estadounidense: Exigir a Venezuela que abra las fronteras mientras Estados Unidos (EEUU) las cierra.

La división de fronteras entre EEUU y México, tiene el objetivo concreto de evitar a toda costa la entrada de inmigrantes latinoamericanos a territorio yanqui, además este nuevo sistema de control, cuenta con más de 5.000 guardias fronterizos, que pondrán fin a la política de “captura y liberación”, lo que hace más rápido el proceso de deportaciones y dichos policías, podrán disparar a cualquier persona que intente cruzar la frontera sin que se persiga como un delito. Además, obligan a México a pagar por la construcción de dicho muro.

Tales acciones han sido catalogadas por gobiernos del mundo, artistas, activistas y ciudadanos como racismo y xenofobia por parte de la administración de Donald Trump.

https://www.instagram.com/p/BwmeeIQgGb9/?utm_source=ig_web_copy_link

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here