Rusia anunció la finalización de los nexos de cooperación con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), tras el aumento de bases militares y el envío de tropas cerca de la nación euroasiática.

El viceministro de Asuntos Exteriores ruso Alexander Grusko señaló que la OTAN rechazó tener una agenda positiva en las relaciones con Rusia.

En realidad los miembros de la OTAN tendrían que renunciar a su exclusividad, descubrir el arte del compromiso y del trabajo en pie de igualdad, así como orientarse hacia los intereses comunes y no del grupo. Esto no ha sucedido”, criticó Grusko.

 

Por su parte, el vicejefe del comité de la Cámara baja de Defensa rusa Yuri Shvitkin expresó que Moscú buscó un diálogo franco y honesto con la OTAN, para lograr una cooperación mutuamente ventajosa para el bien de la comunidad internacional.

Al tiempo, aseveró que el bloque militar está lejos de responder a estos esfuerzos. “Estamos abiertos al diálogo, pero tampoco lo mendigamos”, afirmó Shvitkin.

La OTAN se creó en 1949 con objetivo de frenar la influencia de la Unión Soviética en Europa, sin embargo, en la actualidad ha sido fuertemente cuestionada por sus operaciones ofensivas que infringen la Carta de las Naciones Unidas, y ha hecho acciones militares que han terminado en grandes crisis humanitarias, tal es el caso de Libia.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here