Luego que el pasado 14 febrero se anunciara la entrada de “ayuda humanitaria” a Venezuela, como parte de la agenda opositora en su ruta por derrocar al gobierno de Nicolás Maduro, se encendieron alertas del Comité (CICR) y la federación Internacional de la Cruz Roja (FICR) ante la banalización del termino y el uso no autorizado de sus emblemas, acciones consideradas como crímenes de guerra según lo establecido en la convención de Ginebra, que además de generar confusiones ponen en peligro los principios de neutralidad, imparcialidad e independencia de la organización. Acciones que llevaron a Christoph Harnisch, presidente de CICR afirmar que:

“… es importante que realmente haya un respeto para el término humanitario y un respeto para los principios, eso es fundamental…Nosotros no participamos en lo que no es para nosotros una ayuda humanitaria”.

 

Palabras que fueron suficientes para situarlo en el centro de críticas y ataques de la derecha nacional e internacional.

Aclaración necesaria

Ante la nueva oleada de informaciones y especulaciones sobre la participación del movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en la entrega de “Ayuda Humanitaria” en Venezuela, vela la pena decir que dicha organización esta subdividida en 3 grandes plataformas:

  1. Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR): Dirige y coordina las actividades internacionales.
  2. Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR): fortalecer y unir a las Sociedades de la Cruz Roja ya existentes para llevar a cabo actividades sanitarias y promover la creación de nuevas sociedades.
  3. 189 Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja: Organismos voluntarios de auxilio que cooperan con las autoridades estatales.

Cada una con identidad y tareas propias, pero unidas en los principios fundamentales de la organización (humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad) y subordinadas a una asamblea y un consejo, como máximas autoridades. Por otro lado, hay resaltar que el movimiento internacional de la cruz roja o media luna roja, es un movimiento humanitario único en su clase y que más allá de su autonomía, mantiene una relación particular con los convenios supranacionales, por lo que su accionar supone una mediación permanente con los Estados y los organizamos internacionales.

Entrada de “Ayuda Humanitaria” a Venezuela

Francesco Rocca, presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja, anunció este 29 de marzo, que Después de haber sostenido reuniones con instituciones del Estado, organizaciones sociales humanitarias y políticas en Venezuela, estoy en la capacidad de anunciar que la Federación Internacional de Sociedades de Cruz Roja y la Media Luna Roja contará con las condiciones legales y técnicas para trabajar en el país y acceder a la ayuda humanitaria que tanto se necesita”. Operación que tiene previsto atender al menos 650.000 personas y que será antecedida por una evaluación y adaptación a las reglas y protocolos de la organización.

“La entrega y la ayuda es una responsabilidad de Cruz Roja. Sola. Estamos listos para denunciar toda la interferencia que se pueda hacer”

 

Dichas declaraciones fueron tomadas por el presidente auto proclamado Juan Guaidó como un triunfo político de su comando de campaña; sin embargo y tal como lo plantea Rocca, dicha operación de la organización internacional solo es posible gracias a la coordinación con el Estado y las diversas organizaciones sociales y políticas. Lo que nos lleva a afirmar que existe una voluntad de dialogo del Gobierno Nacional, expresada por el propio Diosdado Cabello, presidente de la asamblea Nacional Constituyente quien refiriéndose a la entrada de “ayuda humanitaria” aseveró que:

“Si eso ayuda para que la locura de esta gente (oposición) se le vaya del cerebro y entre en razón está bien. Eso ha sido así porque el Gobierno Bolivariano lo está permitiendo“.

 

Voluntad de dialogo y mitigación que pretende ser ocultada por los sectores de derecha que insisten en tomar las banderas de este instrumento histórico de apoyo a los pueblos, con fines políticos y no humanitarios.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here