Los hechos

La oposición venezolana, conforme ha fracasado en sus intentos por tomar el político, ha venido aumentando la intensidad de sus acciones de calle, teniendo su momento cumbre en 2017, donde luego de la aparición de grupos de exterminio y la persecución (Escraches) a figuras identificadas con el chavismo en lugares públicos, al menos 30 personas fueron asesinadas, entre los que destacan:

  • 11 de abril. Bryan Principal, asesinado en las afueras de la urbanización Alí Primera de Barquisimeto, estado Lara. El lugar era asediado por vecinos antichavistas de clase media alta.
  • 19 de abril. Almelina Castillo, muere a causa de una herida en la cabeza provocada por el lanzamiento de una botella de agua congelada, desde un edificio de la parroquia La Candelaria en Caracas
  • 18 de mayo. Carlos Ramírez. Apuñalado y quemado vivo por supuestamente ser chavista.
  • 20 mayo. Orlando Figuera, acusado de chavista, fue quemado vivo por manifestantes de la oposición venezolana y falleció por un paro cardiopulmonar.
  • 26 de junio. Giovanny González, quemado vivo y apuñalado por encapuchados en La Castellana al confundirlo con un “chavista”.
  • 27 de mayo. Danny Subero. rodeado por un grupo de jóvenes que al ver su carnet para conducir vehículos militares lo golpeó salvajemente hasta acabar con su vida, en la ciudad de Cabudare, estado Lara.
  • El 29 de junio. Henry Escalona y Wladimir Peña, quemados vivos en la ciudad de Barquisimeto, al identificarse como simpatizantes del Gobierno de Nicolás Maduro.
  • 18 de julio. Héctor Anuel, quemado vivo por encapuchados en el municipio Diego Bautista Urbaneja del estado Anzoátegui.

La respuesta oficial

Ante ello en noviembre de 2017, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aprueba la Ley Contra el Odio y por la Tolerancia y la Convivencia Pacífica, que tiene por objeto:

“… contribuir a generar las condiciones necesarias para promover y garantizar el reconocimiento de la diversidad, la tolerancia y el respeto recíproco, así como para prevenir y erradicar toda forma de odio, desprecio, hostigamiento, discriminación y violencia, a los fines de asegurar la efectiva vigencia de los derechos humanos, favorecer el desarrollo individual y colectivo de la persona, preservar la paz y la tranquilidad pública y proteger a la Nación.”

Instrumento jurídico que hoy, vuelve a la palestra luego que la Comisión de Justicia, Transparencia y Tutela Efectiva de la ANC, abriera un canal  para la recepción de denuncias sobre casos nuevos o antiguos relacionados con la misma, e instara al Tribunal Supremo de Justicia y al Ministerio Publico, a tomar acciones para resguardar la tranquilidad y bienestar del pueblo venezolano, ante los nuevos hechos de violencia propiciados por la derecha, que incorporan con fuerza las nuevas plataformas digitales (RRSS) en la difusión de mensajes hostiles; canales que han facilitado en otras latitudes, escaladas de violencia e intervenciónes militares extranjeras.

Actuación que contraria a las omisiones y la impunidad reinante durante la estadía de Luisa Ortega Díaz en el MP, fue asumida como tarea de primer orden, por el fiscal general de la república Tareck William Saab, al tratarse de muestras inaceptables de “fascismo puro”.

“No vamos va permitir que siga escalando, porque buscan excusar una intervención militar extranjera… Ya lo estamos haciendo, con las órdenes de aprehensión de muchos de estos criminales y cuando tengamos resultados los comunicaremos”

 

¿Dónde estamos?

Estamos, sin duda frente una nueva forma de ejercicio de la política, que reclama la unidad de los venezolanos de bien. 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here