Donald Trump, actual presidente de los estados unidos, candidato al premio novel de la paz 2019 por los supuesto avances avances en la península de Corea y acérrimo “defensor” de la democracia y los derechos humanos en Venezuela, vuelve a la palestra gracias a su polémica agenda política interna que minimiza cada vez el accionar de las estructuras de gobierno y el torpe manejo de la diplomacia que se empeña en desconocer la autoridad de los organismos multilaterales arbitraje.

Congreso Estadounidense Vs “Emergencia nacional”

Donald Trump asegura que la llegada de inmigrantes indocumentados y el trafico de narcóticos por la frontera con México supone una crisis que requiere medidas urgentes y extraordinarias, entre las que figura la construcción de un muro fronterizo. Dicho instrumento, plasmado en la ley de Emergencias Nacionales de 1976 autoriza a los mandatarios a usar las prerrogativas previa autorización del Congreso, quienes aun con mayoría republicana han negado mediante resolución, dicha medida al catalogarla como contraria al espíritu democrático de la nación. 

“Hoy veto esta resolución. El Congreso tiene la libertad de aprobarla y yo tengo la obligación de vetarla”

Decisión que el mandatario, en flagrante abuso de los poderes presidenciales decidió vetar, argumentado que cuenta con el apoyo de los votantes republicanos y que tanto el Senado como la Cámara de Representantes, habían emitido un voto “contrario a la realidad” al aprobar “una resolución imprudente

 EE.UU Vs Corte penal internacional (CPI)

Fiel a la tradición republicana implantada por George Bush que satanizó la labor de la CPI de llevar ante la justicia a los autores de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio, y que condujo la salida de la nación norteamericana del estatuto de Roma; Donal Trump arremete nuevamente contra esta instancia, luego que esta reconociera la jurisdicción principal de los Estados al afirmar que:

“Existen razones para creer que la apertura de esta investigación servirá a los intereses de la justicia, teniendo en cuenta la gravedad de los presuntos crímenes”.

Refiriendo a las acciones de Estados Unidos  en la guerra de Afganistán entre 2003 y 2006, donde se también se vinculan los talibán y los otros grupos yihadistas, hasta un total de 20 incluyendo el creciente Estado Islámico de Khorasan, el Gobierno Afgano.

Ente esto el porta voz de la casa blanca Jhon Bolton, el mismo que ha promovido la injerencia y la intervención militar contra Venezuela, manifiesta que en términos seculares, no reconocen ninguna autoridad superior su nuestra Constitución, ante lo que catalogan una acción que ataca el estado de derecho estadounidense. Desencadenando este viernes el anuncio de una serie de sanciones contra funcionarios de la(CPI), que incluyen la restricción de la VISAS, en un intento por desviar el curso de las investigaciones.

Situaciones que demuestran la doble moral de esta administración acostumbrada a generar polémica y distracciones para ocultar sus propios problemas.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here