El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, a través de su cuenta en Twitter, rechazó la masacre contra musulmanes ocurrida este viernes en Nueva Zelanda, el agresor portaba un arma de fuego cubierta con inscripciones que hacen referencia a atentados terroristas anteriores, batallas históricas o nombres de personajes relacionados con la extrema derecha o la islamofobia.

Igualmente, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, también se pronunció al respecto.

La tragedia ocurrió en plena oración en dos mezquitas (Al Noor y Windwood) en la localidad de Christchurch en Nueva Zelanda y el hecho ha sido calificado como el peor tiroteo masivo en la historia de ese país. Las víctimas mortales suman 49 y se registraron 48 heridos. 4 personas han sido detenidas, entre ellas el australiano, autor de la masacre de 30 años cuya identidad no ha sido revelada. Las autoridades además desactivaron dos artefactos explosivos que estaban escondidos en un auto.

El ataque de Al Noor fue transmitido en video durante 17 minutos por el atacante y en las imágenes se ve cómo el individuo recorre las salas de la mezquita y dispara a quemarropas con armas semiautomáticas contra personas indefensas.

 

En los escritos sobre el arma, aparecen nombres como el de Luca Traini, un italiano que disparó a seis inmigrantes africanos en 2018; el de Josué Estebánez, que asesinó en España al menor antifascista Carlos Palomino en 2007 y el de Novak Vujošević, líder de la tribu balcánica Kuči, que fue el héroe cristiano más destacado en la batalla de Fundina en 1876 y a quien las crónicas atribuyen la muerte de 28 soldados enemigos, entre otros.

Un australiano, calificado como un terrorista de extrema derecha, fue acusado de homicidio.

La primer ministro de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern rechazó este atentado desde sus redes sociales y declaró que son momentos muy oscuros para su país.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, lamentó el viernes que su país vive uno de sus “días más oscuros”

Datos sobre el agresor

Horas antes del ataque, el principal sospechoso de la masacre había publicado un manifiesto en el que explicó los motivos y objetivos de su ataque y expuso sus ideas radicales contra la inmigración masiva. Fanático del presidente de los EEUU, Donald Trump, el hombre, se identifica con el nombre de Brenton Tarrant.

En el texto de 73 páginas, titulado ‘El gran reemplazo’, el supuesto atacante reconoce que sus acciones corresponden a un “ataque terrorista”, al que califica como “antiinmigración” y vincula al “reemplazo antiétnico” y el “reemplazo anticultural”.

Tarrant escribió que, si sobrevivía, estaría listo para enfrentarse ante la Justicia y se declararía inocente, pero de ser encarcelado tiene esperanza de ser liberado posteriormente. “También espero un eventual Premio Nobel de la Paz“, escribió, según reseña el porta de Russia Today.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here