Luego de un intenso debate en el seno del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense, en el cual se trató una posible intervención militar en Venezuela, varios representantes demócratas solicitaron a la administración Trump descartar la opción militar. Esto sucedió al presentar ante la referida instancia parlamentaria la la iniciativa 1004 sobre la prohibición de acción militar no autorizada en Venezuela.

El congresista demócrata Eliot Engel, presidente del Comité de Exteriores del congreso, pidió continuar con las presiones al gobierno del presidente Nicolás Maduro para lograr una “transición pacífica”, haciendo énfasis en que una posible intervención militar para definir el futuro de Venezuela “no es una opción”.

Así mismo Engel aseveró: “Como lo he dicho una y otra vez, me opongo a la intervención militar en Venezuela”. Como una posible advertencia el presidente de la referida instancia le recordó al poder ejecutivo norteamericano que una intervención militar en Venezuela requeriría la aprobación del congreso.

 

En ese sentido el legislador demócrata David  Cicilline, señaló que Trump “no tiene la autorización del Congreso para tomar una acción militar en Venezuela”, y calificó como “desafortunadas” las acciones y declaraciones de la Administración de Trump sobre un posible uso de la fuerza militar en Venezuela, que no solo sería ilegal, sino que “tendría consecuencias serias no sólo para los venezolanos, también para el prospecto de democracia”, aclaró.

Asimismo  Cicilline  dejó claro que el mandatario estadounidense Donald Trump no puede tomar “decisiones unilaterales” sin consultar con el Congreso, menos cuando no se han cumplido algunas condiciones para declarar una guerra, como un ataque por parte de Venezuela.

Estas palabras  llegan después de las constantes amenazas por parte de la Administración de Trump hacia el gobierno legítimo de Venezuela.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here