PRONUNCIAMIENTO DEL CAPÍTULO BOLIVIANO DE LA RED DE INTELECTUALES, ARTISTAS Y MOVIMIENTOS SOCIALES EN DEFENSA DE LA HUMANIDAD

Vivimos horas cruciales no sólo para la República Bolivariana de Venezuela, sino para América Latina, el Caribe y el mundo. Nuestro territorio americano, declarado Zona de Paz por pueblos libres, se encuentra en medio de una agresión imperialista que pretende sembrar violencia, inestabilidad y muerte en su afán de volvernos a convertir en su patio trasero, en una colonia estadounidense para imponernos su modo de vida y saquear nuestros recursos naturales bajo la fachada de libertad y democracia.

Desde el momento en que triunfó la Revolución bolivariana y se liberó de las cadenas imperiales, los distintos gobiernos de Estados Unidos, junto a la derecha vendepatria nacional e internacional, llevaron adelante todas las recetas de manuales golpistas para sepultar la alegría de un pueblo libre que avanza hacia su segunda y verdadera independencia: secuestraron al presidente y Comandante de la Revolución bolivariana, Hugo Chávez, promovieron golpes de Estado, paros petroleros, guarimbas, e impulsaron una guerra política, mediática, económica y psicológica sin precedentes, hasta llegar a apoyar la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente para que abra las puertas de Venezuela a Estados Unidos y deje ingresar la supuesta “ayuda humanitaria”.

No es para nadie desconocido que en ningún país donde Estados Unidos ha ingresado con “ayuda humanitaria” ha dejado paz y bienestar, sino guerra, saqueo e inestabilidad política, económica y social. Al gobierno yanqui no le interesa el pueblo venezolano, como no le interesan las necesidades de su propio pueblo ni las de otros pueblos del mundo. El único y verdadero interés del presidente Trump en Venezuela, es acabar con el socialismo, sepultar los cimientos anticapitalistas, antiimperialistas y anticolonialistas de la Revolución bolivariana, y en ese afán fascista también adueñarse del petróleo y de otros valiosos recursos naturales, situación que ha sido públicamente reconocida por representantes de su gobierno.

Si al presidente Donald Trump le interesara el pueblo venezolano, levantaría inmediatamente el bloqueo criminal, económico, financiero y comercial, que su administración ha recrudecido como una forma más de golpear a la Revolución bolivariana y cuyas consecuencias catastróficas las vive día a día el pueblo venezolano, como las vive desde hace casi sesenta años el pueblo cubano, por haber hecho una revolución socialista en las propias narices de los Estados Unidos, una revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes, como dijo Fidel Castro: “¡Eso es lo que no pueden perdonarnos!”.

Sin embargo, a pesar de todos los intentos golpistas, desestabilizadores y estranguladores de la economía venezolana, incluso ante la amenaza de una intervención militar, el pueblo venezolano junto a la patriótica Fuerza Armada Nacional Bolivariana y bajo la conducción de su presidente constitucional Nicolás Maduro, han demostrado que no sólo representan la valentía, resistencia y dignidad de la Patria Grande, sino también las esperanzas de un mundo mejor sin explotadores ni explotados.

En este contexto donde nos jugamos no solamente la paz, la soberanía sobre nuestros recursos naturales, sino también la capacidad de gobernarnos y decidir por nosotros mismos nuestro destino, el capítulo boliviano de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad (REDH),

Condena enérgicamente las acciones intervencionistas promovidas por el gobierno de Estados Unidos en Venezuela bajo la fachada de “ayuda humanitaria”, realizadas principalmente a través del presidente Donald Trump, su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, el senador republicano Marco Rubio, la derecha vendepatria venezolana y algunos gobiernos pro imperialistas de la región.

Rechaza las cobardes declaraciones del presidente Donald Trump contra las repúblicas de Venezuela, Cuba y Nicaragua, amenazas que demuestran una vez más lo que está dispuesto a hacer el imperialismo para acabar con el socialismo, con los presidentes y pueblos dignos de la Patria Grande, y para volver a tener gobiernos subordinados a Estados Unidos que entreguen los recursos naturales que pertenecen a los pueblos.

Reprocha el rol nefasto que sigue desempeñando la Organización de Estados Americanos (OEA) y su Secretario General, Luis Almagro, quien a nombre de la democracia diariamente promueve acciones intervencionistas en nuestra región, obviando las reiteradas violaciones a los derechos humanos de Estados Unidos y otros gobiernos de la región que se las dan de paladines de la democracia, teniendo altos índices de pobreza, desigualdad social y violencia en sus países.

Hace un llamamiento a los intelectuales, artistas, movimientos sociales, así como a las trabajadoras y trabajadores de los medios de comunicación a ponerse al servicio del pueblo y de la paz con justicia social, no de intereses imperialistas. Hoy más que nunca se necesita unidad y claridad respecto a la amenaza que enfrenta nuestra región.

Convoca a movilizaciones permanentes en América Latina, el Caribe y el mundo, pues sólo los pueblos unidos, organizados y movilizados con conciencia social podrán hacer frente a esta nueva arremetida contra pueblos que deciden ser libres y construir su propio destino.

Propone la creación de coordinadoras o movimientos por la paz, la soberanía de los pueblos y la no intervención; en aquellos países de América Latina y el Caribe donde aún no se hubiesen conformado. Como dijo el presidente Evo Morales: “América Latina es Zona de Paz y defenderá su soberanía ante el golpismo imperialista”.

Manifiesta enérgicamente que ni el presidente Trump ni nadie podrán arrebatarnos los sueños ni el derecho de decidir ser socialistas y luchar desde donde estemos por un mundo con justicia social, en el que se respeten los caminos que elige cada pueblo para alcanzar su libertad y bienestar integral.

Expresa su solidaridad firme y plena con el bravo pueblo venezolano, la Revolución Bolivariana y Chavista, el Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros, el gobierno revolucionario de la República Bolivariana de Venezuela y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana al servicio de los intereses del pueblo. No están ni estarán solos.

¡Venezuela se respeta!

¡América Latina se respeta!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y venceremos!

¡Manos fuera de Venezuela!

Trump hands off Venezuela!

Estado Plurinacional de Bolivia, 22 de febrero de 2019.

REDH solidarios con Venezuela

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here