La visita del presidente chileno, Sebastián Piñera, a la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, generó rechazo y críticas en la nación sudamericana, el jefe de Estado de Chile, fue blanco de objeciones por su respaldo al diputado venezolano Juan Guaidó, quien fue designado por la Casa Blanca para desestabilizar el gobierno constitucional del Presidente, Nicolás Maduro.

Mientras que en Chile, militantes de movimientos sociales y políticos, acudieron a las afueras de la embajada de Venezuela en Santiago, capital de ese país, para expresar su solidaridad con el gobierno legítimo de Nicolás Maduro.

Las críticas contra el mandatario chileno, se incrementaron ante la crisis de salud pública que afronta la tierra de Allende, además de los severos incendios forestales que afectan al sur del país. El senador independiente por Antofagasta, Alejandro Guillier, llamó a Piñera a preocuparse por los chilenos, y advirtió que en el norte del país la catástrofe sigue latente, en el Centro Sur, los incendios siguen activos, y en la sureña zona de Torres del Paine, hay alerta roja por el desbordamiento de los ríos.

El Partido Comunista de la nación sureña difundió un comunicado que señala que el viaje a Cúcuta, compromete a Chile y vulnera la Carta de las Naciones Unidas, de la cual Chile es signatario desde 1945, que aboga por la no injerencia y la autodeterminación de los pueblos.

Precisamente, y en torno a los acontecimientos del día, los movimientos sociales emplazan al Gobierno de Sebastián Piñera a ocuparse de los asuntos internos y no seguir las órdenes desestabilizadoras de EE.UU. contra Venezuela.

RedRadioVe

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here