En este punto cumbre de las contradicciones ideológicas en el escenario político venezolano, donde el papel de dirección de los gobiernos extranjeros está a la orden del día, vale la pena rememorar las distintas acciones tomadas en estos 20 años de intentos fallidos por derrocar el mandato popular que otorgó la jefatura de gobierno al comandante Chávez y al presidente obrero Nicolás Maduro; esto con la intensión de exponer las posibles causas de la situación actual y la evidente fractura de la unidad opositora.

En primer lugar porque en todas las situaciones pasadas: Golpe de Estado, paro petrolero y guarimbas, la dirigencia opositora sentenciaba el punto de no retorno y el fin del Chavismo como gobierno; y en segundo lugar, porque hubo un salto discursivo en los últimos “Liderazgos”, pasando del incierto “Tiempo de dios es perfecto”, proclamado por Enrique Capriles Radonsky, al “Vamos Bien” de la ruta iniciada por el presidente autoproclamado Juan Guaidó.

En las palabras de Teun A. van Dijk La utilización discursiva del lenguaje no consiste solamente en una serie ordenada de palabras, cláusulas, oraciones y proposiciones, sino también en secuencias de actos mutuamente relacionados (…) Es sobre todo una actividad humana controlada, intencional y con un propósito”, lo que nos lleva a pensar que hubo un agotamiento de la paciencia de muchos y de las “salidas” expuestas hasta hora por los sectores y partidos más conservadores de la derecha; situación que justifica el pase (o la toma del testigo) de la ultraderecha representada en Juan Guidó (Voluntad Popular).

En este sentido, vale la pena observar al detalle algunas de las confesiones temerarias de algunos dirigentes:

  1. las transiciones políticas no se decretan. Ocurren en circunstancias políticas que la Asamblea (Nacional) tiene que generar”. Delsa Solórzano. 8 de enero de 2019

  2. no podemos cerrar ningún tipo de posibilidad ante el acoso de la dictadura contra el pueblo venezolano. Américo de Grazia. 8 de enero de 2019

  3. (…), sabemos que esto no es algo de una persona, sabemos que esto va a tener consecuencias, sabemos lo que es necesario para poder mantenernos en las calles de Venezuela hasta lograr la democracia; no vamos a permitir que s.e desinfle este gran movimiento de esperanza” Juan Guaidó. 23 de enero de 2019.

Confesiones que al igual que las acciones emprendidas anteriormente, marcan una hoja de ruta incierta que sumada al “vamos bien” anulan o minimizan los esfuerzos realizados en los 20 de oposición al chavismo, lo que abre una embestida mas agresiva en las pretensiónes de poder a cualquier costo, con el agravante que en esta ocasión subieron las apuestas de los financistas y con ello la presión contra reloj.

RedRadioVe

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here