Considerado como un líder de la revolución nicaragüense, Augusto Sandino, mantiene vivo a 85 años de su asesinato la resistencia a la ocupación de los ideales imperiales.

Sandino fue asesinado un 21 de febrero de 1934, cuando fue detenido en el carro en el que viajaba, por un grupo de hombres disfrazados de guardias, quienes lo llevaron, junto a sus generales Francisco Estrada y Juan Pablo Umanzor, a una fosa común donde abrieron fuego contra ellos, por orden de la Embajada de EE.UU..

La lucha revolucionaria de Sandino logró sacar de Nicaragua a las tropas estadounidenses en el siglo XX, tras crear el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, con los que protagonizó la guerra nacional.

“Este movimiento es nacional y antiimperialista. Mantenemos la bandera de libertad para Nicaragua y para toda Hispanoamérica. Por lo demás en el terreno social, este movimiento es popular”, expresó.

Sandino se destacó por sus cooperativas agropecuarias, con las que campesinos de bajos recursos pudieran unirse y producir alimentos para la comunidad y así satisfacer sus necesidades.

Una de ellas fue fundada el 19 de febrero de 1934, declarando esa fecha como el Día del Cooperativismo en Nicaragua, sin embargo, un día después de su asesinato fue atacada y destruida totalmente por miembros de la Guardia Nacional.

América Latina ha ratificado sus ideales y han inculcado esas políticas revolucionarias y antiimperiales, tal es el caso del comandante Hugo Chávez, el líder cubano Fidel Castro y el actual presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

“El amor a mi patria lo he puesto sobre todos los amores y tú debes convencerte que para ser feliz conmigo, es menester que el sol de la libertad brille en nuestras frentes”, fue una de las frases rescatables del líder nicaragüense.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, a través de su cuenta en Twitter, recordó esta importante fecha para la historia latinoamericana.

RedRadioVe

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here