Desde el pasado 7 de febrero, Haití es el epicentro de grandes protestas en contra de la crisis, económica y social que enfrenta el gobierno del presidente Jóvenel Moïse.

Las peticiones de los protestantes van dirigidas sobre todo a la implementación de medidas que busquen frenar el deterioro en los servicios públicos, así como la hambruna que azota a la nación caribeña.

Hasta el momento, según fuentes extraoficiales, durante las protestas el saldo es de 8 fallecidos, mientras que voceros de la oposición, manifiestan que van más de 50 muertos.

Les invisibles

Estás acciones de protestas no han sido difundidas en las grandes cadenas mediáticas de Occidente, en contraste con la cobertura que ha recibido Venezuela, con relación a que el presidente de la Asamblea Nacional en desacato, se autoproclamó presidente interino del país el pasado 23 de enero y cuya oposición pide “ayuda humanitaria”.

Es importante señalar, que la crisis que atraviesa Haití, no ha sido discutida en organismos internacionales, como la Organización de Estados Americanos o en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y mucho menos se le ha ofrecido llevarles “ayuda humanitaria” por parte del gobierno estadounidense, a pesar de que es un país con problemas más graves que Venezuela.

RedRadioVe

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here