Un juez federal en Houston ordenó esta semana al expresidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Rafael Ramírez, pagar a los dueños de la empresa petrolera, ubicada en Houston, el monto de $ 1.4 mil millones en daños en una demanda por fraude.

Harvest pretendía vender sus activos a la petrolera estatal de indonesia, Pertamina. Pero Juan José García, en nombre de Ramírez, exigió sobornos tanto del vendedor como del comprador, en aras de autorizar la operación. Ante los obstáculos que pusieron para concretar la transacción, Indonesia se retiró.

Luego Harvest aceptó vender su propiedad a la unidad de Recursos Petrolíferos de Pluspetrol Petroandina por 400 millones de dólares. No obstante, nuevamente los ejecutivos de PDVSA exigieron sobornos y complicaron la operación, que finalmente no se concretó por lo que se vio obligado a venderlos por tan solo 255 millones a CT Energy Holding, firma controlada por el empresario venezolano Oswaldo Cisneros.

El tribunal dictó una sentencia en rebeldía contra él en enero por un importe de 472 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios. Harvest solicitó que triplicaran la cifra al basarse en que fueron víctimas de extorsión, a lo que accedió el ente legal.

RedRadioVe

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here