Los presidentes de España y Francia, Pedro Sánchez y Enmanuel Macron respectivamente, han exigido a Nicolás Maduro que realice elecciones otorgándole un plazo de ocho días. De no ser así, ambos mandatarios han expresado que reconocerían a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, aún cuando representaría un hecho inconstitucional.

Lo curioso es que, Sánchez para lograr el éxito de la moción de censura, que lo llevó a ser presidente al destituir a Mariano Rajoy, prometió realizar elecciones para estabilizar el contexto político del momento, y hoy, contradiciendo su promesa, dice que gobernará hasta 2020. Por otro lado, a Enmanuel Macron las protestas de los chalecos amarillos cada vez se le intensifican más y sólo tienen una petición: la renuncia de éste a la presidencia de Francia.

Parece ilógico pero sí, dos presidentes que exigen a otro país elecciones inmediatas, se niegan a la realización de comicios electorales en sus país para poder legitimarse como mandatarios.

Cabe resaltar, que los dos mandatarios expresan este ultimátum a pesar del último comunicado de la Unión Europea donde dicha institución evita incluso, mencionar el nombre de Juan Guaidó.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here