Las primeras páginas de los diarios más importantes del mundo, este jueves, han sido dedicadas a Venezuela, pero no para felicitarla por su clasificación en la Copa Sudamericana de fútbol Sub20, sino para reseñar lo ocurrido el día de ayer, la autoproclamación de Juan Guaidó y su foto con la mano levantada en juramento, llegó a las portadas de la prensa internacional pero con una mínima explicación de lo ocurrido.

En Estados Unidos la prensa se enfocó en la ruptura de relaciones entre Venezuela y la administración de Donald Trump, el respaldo recibido por los presidentes de Brasil, Argentina y Colombia y no indagaron el por qué de esta acción soberana.

En la región latinoamericana, los diarios (que son financiados por los gobiernos capitalistas) no iban a quedarse atrás en descalificar a la revolución bolivariana y en reconocer a Guaidó, pasándole por encima a los millones de venezolanos que democráticamente eligieron a Nicolás Maduro en mayo del 2018.

Entretanto en la prensa venezolana no se salvó de publicar imágenes de la marcha opositora y obviando la gran movilización y concentración del chavismo, repitiendo el guión

Las fronteras fueron derribadas para llevar el mensaje injerencista y celebrar la inconstitucionalidad, la prensa de Australia, Alemania y España, se unieron a la orquesta mediática para seguir con el concierto de irrespeto a la autodeterminación de los pueblos y las soberanías de países como Venezuela, que han demostrado en reiteradas ocasiones su espíritu democrático.

Lo cierto es que el poder mediático bombardea y pretende vender a un joven inexperto y fácilmente manipulable, por los viejos zorros de la política internacional, como la representación de la “esperanza” del país.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here