Ni Juan Vicente Gómez cediendo el petróleo, ni Rómulo Betancourt llamando todos los días a Kennedy, habían protagonizado una escena tan deplorable como la que hoy la oposición venezolana protagoniza ante los Estados Unidos. Se trata de una petición frontal y directa por parte de los líderes de la oposición para que Donald Trump intervenga nuestro país.

Paradójicamente, es la noticia que más espera la oposición un 23 de Enero, -día que se consolidó una lucha revolucionaria liderada no por AD ni por COPEI, sino por las fuerzas revolucionarias como el PCV y URD-, que Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, reconozca a Juan Guaidó como presidente de la República después que éste se haya autoproclamado en horas de la tarde del 23 de Enero.

Parece que es el segundo paso de su plan, construir una figura presidencial paralela para desestabilizar y profundizar las contradicciones en la comunidad internacional y en todos los organismos multilaterales. Tienen, los líderes de la oposición en Venezuela, una sensación de sentimientos encontrados porque este 23 de Enero, algunos diarios han adelantado que Trump reconocerá a Guaidó como presidente.

Un tuit de Lester Toledo permite ver la sensación de felicidad que existe en ellos cuando sea asoma la posibilidad de intervenir nuestro país:

Pero esa felicidad también está viva en quienes tienen intereses ocultos para con nuestro país; un tuit del senador Marco Rubio devela su dedicación exclusiva a atentar contra la paz de los venezolanos:

Pareciera que a todos esos actores que se alegrarían por la hipotética declaración de Trump, se les olvidó ésta foto y éste titular:

https://twitter.com/teleSURtv/status/1085720108801105920

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here