Este 11 de septiembre, se cumplen 46 años del golpe de Estado perpetrado en Chile contra el presidente Salvador Allende, quien se inmoló en la historia por ser un defensor de la dignidad de su pueblo. 

“Ante el odio y las conspiraciones, su voz sigue serena en toda la Patria Grande”, así lo destacó el presidente de la República, Nicolás Maduro, en su cuenta de Twitter.

 

El injerencismo de Estados Unidos contra las naciones socialistas dejó como consecuencia la salida de Allende de la Presidencia chilena, luego que quedara demostrado que  Richard Nixon, quien era el mandatario estadounidense para ese momento, impulsara la llegada del dictador Augusto Pinochet. 

El 11 de septiembre de 1973, una acción militar llevada a cabo por las Fuerzas Armadas de Chile y el Cuerpo de Carabineros, terminó con la Presidencia de Allende. Luego que en horas de la mañana lo exhortaran a abandonar el Palacio o sería sacado.

Allende rechazó todo tipo de “acuerdo”, por lo que las fuerzas militares abrieron fuego contra el Palacio de Gobierno hasta las 2:00 de la tarde, cuando un grupo de efectivos enviado por Pinochet iba a derribar la puerta, y el mandatario constitucional decidió rendirse y deponer las armas.

Su médico Patricio Guijón, quien estuvo presente en el lugar, narró que tras ese suceso Allende se suicidó, con un fusil AK-47.

EE.UU. consideraba a Allende como una amenaza para el continente, así que su único objetivo era derrocarlo, para eso Nixon y su secretario de Estado, Henry Kissinger, destinaron millones de dólares para esa acción militar, y dejar en el poder al dictador Pinochet.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here