Desde el estadio Juan Carmelo Zerillo, con una participación de al menos 25 mil personas, este domingo,  Diego Armando Maradona tuvo su regreso al fútbol local tras 24 años y comenzó su primer entrenamiento de  como DT de Gimnasia y Esgrima La Plata.

Las lágrimas se hicieron presentes entre la emoción de ver al astro del fútbol mundial, pisar de nuevo el engramado, escuchar los cánticos en su honor y con gestos de agradecimiento, Maradona vivió con intensidad y lo conmovió hasta llorar, este momento en el que empieza a escribir una nueva era con este club.

“¿Cómo puedo explicar yo con palabras lo que siento? Por eso me puse a llorar, le dejo un legado a mis hijos y algo al deporte argentino. No me esperaba esto, cuando lo vi no lo podía creer”, afirmó diego.

Luego de su más reciente intervención quirúrgica, se le vio con un caminar quejoso y pausado, pero esto no lo detuvo para festejar con sus jugadores quienes lo recibieron con respeto, loas y gritos, además de no aguantarse para acompañar con su cuerpo el canto de “el que no salta, es un inglés” por parte de la hinchada, en clara alusión al clásico rival de Gimnasia y su actual presidente e ídolo, Juan Sebastián Verón.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here