Este lunes se registró una caída del peso argentino en el mercado bursátil, luego de la aplastante derrota que llevara el actual presidente Mauricio Macri en las elecciones primarias, de cara a las presidenciales de octubre próximo.

Según información de la prensa local, el tipo de cambio en Argentina subió  fuertemente este lunes un inusual 24,45%, que se traduce en unos 60 pesos argentinos por dólar, como reacción al rotundo triunfo opositor de la fórmula Fernández-Fernández en las elecciones primarias, lo que aleja una potencial reelección del presidente neoliberal Mauricio Macri.

La bolsa de Buenos Aires cae un 37%; el bono argentino eleva su rentabilidad al 12,4% y el peso se deprecia hasta un 32% frente al dólar. El Banco Central eleva los tipos de interés desde el 53,5% al 74% mientras que el Merval cayó un 37% y algunos valores llegaron a ceder más del 50%.

El peso argentino se depreció un 15,27% y cerró a 52,15/53,50 por cada dólar, aunque de manera interdiaria llegó a anotar su piso récord de 65 unidades para la venta.

 

Los agentes financieros recordaron que los mercados financieros del país suramericano se derrumbaron tras la abrumadora diferencia que el opositor de centroizquierda Alberto Fernández logró sobre Macri, convirtiendo la jornada en una de las más tensas desde las crisis vividas en 2001 y 1989.

La petrolera YPF, antigua filial de la española Repsol hasta que el Congreso argentino decidió expropiar el 51% de las acciones en 2012, llegó a desplomarse más de un 30%. Una bajada no tan mala como la del Grupo Financiero Galicia, fundado por inmigrantes gallegos en Buenos Aires a principios del siglo pasado, que cayó más de un 50%.

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here