MANÍ:

En este seriado de Salud y bienestar, te brindaremos algunos datos y tips de el Maní que aportan a mejorar el organismo y a nutrirlo con vitaminas y fibras.

Origen:

El cacahuate (maní) (Arachys hypogaea) es una planta de la familia Fabaceae (leguminosas), al igual que el garbanzo, la lenteja, el frijol y los chícharos. Es originaria de Sudamérica. A México se introdujo desde la época prehispánica; el registro de Tehuacán, Puebla data del 2,000 a.p.

El nombre cacahuate proviene del náhuatl  tlacáhuatl, compuesto de las palabras tlalli,tierra, y cacahuatl,cacao, es decir, cacao de la tierra. También se le conoce como maní, pero este nombre proviene del grupo lingüístico arahuaco de la cultura prehispánica taína que habitaba en las ilas de La Española, Cuba y Puerto Rico, en el Caribe.

Datos de interés:

• El maní está compuesto por fibra natural que lo hace un alimento especialmente saludable para el corazón y el sistema digestivo disminuyendo así los riegos de desarrollar enfermedades cardíacas o de colón. Ademas ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, y ralentiza la digestión, con lo que se coadyuva al cuerpo a regular el azúcar y disminuir también el riesgo de diábetes tipo 2.
• Ayuda a producir calcio, magnesio, zinc, hierro, cobre y selenio que necesita el organismo para contrarrestar otras enfermedades que se presentan por falta de estos minerales.
• El consumo regular de maní, por su contenido en vitamina E, ayudaría a prevenir la enfermedad de Alzheimer.
• Es un práctico combatiente de la fatiga.
• Aporta una gran cantidad de ácido fólico que ayuda a una correcta ovulación pre-embarazo y a un desarrollo normal del bebé, previniendo malformaciones y problemas de gestación.
• Comer maní frecuentemente, aumenta la liberación del triptófano, que es la sustancia química, que combate la depresión.

• Previene el cáncer de estómago
debido a su concentración de antioxidantes, que se pueden absorber en su totalidad cuando el fruto está en un estado cocido, ya que el aumento de bioachanina es de 2 veces mayor.

• Su alto contenido de vitamina E ayuda a la reconstrucción de las células de la piel, manteniéndola más tersa, con una textura suave y saludable.
• Comprende un 25% de su valor nutricional en proteínas, la concentración más elevada de entre todos los Pérdida de peso
• Como es un alimento que comprende los tres macronutrientes (grasas, proteínas y carbohidratos), además de ser una excelente fuente de fibras, proporciona sensación de saciedad, especialmente para personas con dietas restrictivas, aliviando la sensación de privación (que lleva a muchas personas a comer más) El maní es una excelente opción para ser consumido en pequeñas porciones por día.

Receta para hacer mantequilla de maní casera

No se necesitan muchos ingredientes. Para hacer mantequilla de cacahuete, y lo mejor de todo es que es muy versátil a la hora de comerlo ya que se puede incluir en sándwich, untar con frutas para merendar , en postres, etc .

Una taza y media aproximadamente, se debe utilizar:

• 2 tazas de maní (300 g)
• 1 cucharadita y media de aceite de maní o aceite vegetal (opcional)
• 1/2 cucharadita de azúcar (opcional)
• 1 cucharadita y media de melaza, miel o azúcar morena (opcional)
• Una pizca de sal (opcional)

Antes de utilizar el maní para hacer la mantequilla, se debe lavar en agua fría para deshacerse de cualquier exceso de suciedad. Secar bien y si es maní con cáscara entonces se le deben quitar con la mano.

Algunas personas prefieren asar los cacahuetes antes de procesarlos para darles una textura crujiente. Sin embargo, esto es completamente opcional, También se puede comprar los cacahuetes tostados.

Si se decide asarlos:

colocar el maní en un recipiente y vierte ligeramente aceite vegetal o de maní. Precalentar el horno a 176° C. Esparcir los cacahuetes sobre una bandeja, asegurar de que no estén uno encima del otro para que queden hechos uniformemente. Cocinar unos 10 minutos, hasta que estén ligeramente cubiertos de aceite y dorados.

• Si se desea se puede remover suavemente cada 2 minutos para evitar que se quemen. Coloca el maní en un procesador de alimentos o trituradora y pica hasta que queden como polvo. Para obtener mejores resultados, triturar los cacahuetes mientras están todavía calientes.

Procesar los cacahuetes durante 1 minuto. La mezcla debe comenzar a quedar más cremosa, como si fuera una pasta o crema. Repetir al menos 3 veces para que quede con la consistencia deseada.

Añade sal y edulcorante a gusto si es necesario. También se puede añadir pequeñas cantidades de edulcorante o miel, si se prefiere un sabor más dulce.

• Colocar la mantequilla de maní en un recipiente hermético de vidrio y guárdarlo en la nevera durante un día o dos para que quede una pasta menos blanda.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here