En la noche del día de ayer, lunes 5 de agosto, el Presidente de los Estados Unidos (EE.UU) Donald Trump firmó una Orden Ejecutiva que precisa una nueva lista de sanciones de bloqueo contra propiedades de la República Bolivariana de Venezuela.

El documento, que contiene 10 secciones, contempla asuntos como:

1. Bloqueo de todos los bienes e intereses en propiedad del Gobierno de Venezuela que se encuentren en los Estados Unidos (EE.UU)

2. La suspensión de ingreso a los EE.UU de personas que, a juicio del Secretario de Hacienda, hayan asistido, patrocinado o proporcionado asistencia financiera, material o tecnológica con el Gobierno Nacional, a quienes se aplicará la sección 1 de la Proclamación 8693 del 24 de julio de 2011 (Suspensión de entrada de extranjeros sujetos a prohibiciones de viaje del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y Sanciones de la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional).

3. La prohibición no incluye temas alusivos al suministro de artículos como alimentos, ropa o medicamentos.

4. Especifica que en lo referido a las instancias de gobierno, directamente sancionadas, se refiere al Banco Central de Venezuela y Petróleos de Venezuela, SA (PdVSA), “cualquier persona de propiedad o bajo control, directa o indirectamente, por lo anterior, y cualquier persona que haya actuado o haya pretendido actuar directa o indirectamente para o en nombre de cualquiera de los anteriores, incluso como miembro del régimen de Maduro“.

5. Aclara que no se publicará lista de las personas afectadas.

Como se observa, el presente Decreto otorga un alto poder discrecionalidad al gobierno norteamericano para determinar quiénes son las y los sancionados, al tiempo que imprime una amenaza explícita para quienes manifiestan alguna afinidad con el gobierno de Nicolás Maduro, haciendo más evidente las pretensiones dictatoriales de la actual administración de la Casa Blanca.

A pesar de indicar que alimentos, medicamentos y vestido no se verán afectados, las acciones sobre las principales fuentes de recursos de Venezuela (BCV y PDVSA), se traducen en limitaciones materiales para estas áreas, razón por la cual se reafirma que dichas sanciones afectan de manera directa al pueblo venezolano, quien no ha manifestado su voluntad de aceptar tales intervenciones y que, por el contrario, ha denunciado en reiteradas ocasiones su convicción en defensa de la Soberanía Nacional, como derecho y principio político.

Se espera que en horas del día, el Gobierno Nacional de la RBV eleve un pronunciamiento oficial.

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here