Un informe de las Naciones Unidas arrojó que existen evidencias creíbles sobre la vinculación del príncipe heredero saudí Mohamed bin Salmán con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

El documento independiente realizado por una relatora de la ONU, Agnes Callamard, indicó que el periodista Khashoggi, fue víctima de una ejecución deliberada y premeditada.

“Un asesinato extrajudicial del que el Estado de Arabia Saudita es responsable con arreglo a las normas internacionales de derechos humanos”, citó el texto.

 

También llamó a la comunidad internacional a sancionar al príncipe saudí hasta que pruebe que no es responsable del asesinato.

“Hay evidencias creíbles, que justifican una nueva investigación de la responsabilidad individual de funcionarios sauditas de alto nivel, entre ellos el príncipe heredero”, expresó Callamard.

 

Detalló que según las investigaciones, las grabaciones de los oficiales de inteligencia en Turquía y otros países, sugieren que Khashoggi pude haber sido inyectado con un sedante y luego asfixiado con el una bolsa plástica.

El informe se realizó luego de una investigación de seis meses, luego que la relatora de la ONU viajara a Turquía con expertos legales y forenses.

El periodista saudí y residente de estadounidense, Jamal Khashoggi, fue asesinado y desmembrado por un grupo de agentes de Riad, luego de ingresar al Consulado General de Arabia Saudita, en Estambul (Turquía), el pasado 2 de octubre de 2018.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here