Este domingo fueron publicados mensajes secretos por el medio The Intercept Brasil, que revelan la complicidad del actual ministro de Justicia, Sergio Moro y el Fiscal de Brasil, Deltan Dallagno, en la incriminación y creación de delitos para sacar a Luiz Inácio Lula da Silva de la contienda electoral en el año 2018 y por los cuales el exmandatario brasileño, continúa preso.

La operación Lava Jato fue una estrategia judicial realizada por la derecha de ese país, con el fin de fabricar las acusaciones contra Lula y sacarlo del juego político el año pasado. La aceptación y fuerza del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, puso en alerta a estos actores políticos, que mediante mensajes de texto confabularon estrategias, para incriminar al líder popular e impedir el posible pero inminente triunfo de Lula en las elecciones pasadas.

Las conversaciones demostraron que Moro dirigió a Dallagnol para elaborar el orden en el que se debía realizar la operación Lava Jato y dio pistas a los fiscales encargados del caso, además de anticipar una decisión judicial y sugerir recursos al Ministerio Público.

 

Lula es sacado de la elección, por la decisión de Moro que fue una pieza clave para el triunfo pírrico de la ultraderecha brasileña, encarnada en Jair Bolsonaro.

La exmandataria Dilma Rousseff se pronunció por las redes para exigir justicia.

https://twitter.com/dilmabr/status/1137878927035240449

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here