La poca convocatoria del diputado en desacato y autoproclamado presidente Juan Guaidó, ya no solo se ve en las calles venezolanas, sino que también llegó a las publicaciones de la prensa internacional, la misma que lo vendió como “salvación” para el derrocamiento del mandatario nacional Nicolás Maduro.

Pero no solo la prensa le ha dado le ha dado un sacudón a Guaidó, sino que a los Estados Unidos le ha tocado asumir la política de ofrecer “intensivos” a los militares venezolanos, para que se sumen a sus planes de derrocar a Maduro.

Otra estrategia fallida, por la que ahora el “designado” de Guaidó en EE.UU., Carlos Vecchio, pidió una reunión formal con el Comando Sur, quienes son los encargados de perpetrar las operaciones militares en América Central y el Caribe.

El desinflado Guaidó

La prensa internacional ya da por estancada la política del autoproclamado Guaidó, en especial después de su denominada Operación Libertad, que era la hoja de ruta para lograr el cese de la usurpación, pero que solo terminó con la huida del dirigente Leopoldo López.

Luego de esto, continuó sus convocatorias a marchas, que si ya habían perdido asistencia, ahora es mayor, y quienes van solo le exigen que cambie la estrategia.

¿Ahora qué queda para Guaidó?

Casi todo en contra tiene el dirigente opositor, que no solo perdió el apoyo de su militancia, sino que también despertó el malestar dentro de sus mismos partidos políticos, al considerar precipitado la salida de López.

A lo que se suma, que no tiene el apoyo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), como se lo prometió a la cabeza del plan para el derrocamiento de Maduro, Donald Trump, sino que las filas militares se mantienen firmes en defensa de la Revolución.

La carta de EE.UU.

En una de desespero EE.UU. optó por ofrecer incentivos a las fuerzas militares venezolanas, a quienes asegura que eliminará las sanciones si colaboran en derrocar al mandatario nacional.

Política que se puede evidenciar, en que ahora Trump acusa a John Bolton, de querer llevarlo a otra guerra, lo que no tiene coherencia con su campaña política, en la que aseguró que se retiraría de las que ya mantiene, que tampoco pasó.

Medios estadounidenses reseñan que a Trump le dibujaron una salida de Maduro fácil, por lo que se siente engañado, que a más de 3 meses de la autoproclamación aún no hayan logrado nada.

A lo que las fuentes señalan que Trump admitió que Maduro es más fuerte de lo que él pensaba.

El llamado al Comando Sur

Ahora una de las últimas opciones que ha considerada la oposición venezolana, como parte de su desespero, es reunirse con el Comando Sur, quienes son los encargados de las operaciones militares en Estados Unidos.

La derecha venezolana se abandera con decir que quieren la paz de Venezuela, pero quieren llamar a un Ejército extranjero para que entre al país, lo cual solo dejará muertos como ha pasado en las múltiples invasiones que se han suscitado a lo largo de los años.

Esta acción no es más que una traición a la Patria, por querer llamar y provocar muertes en el país, aunque no sería algo nuevo, debido que así siempre terminan sus manifestaciones y llamados a violencia.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here