Desde marzo del 2018, cuando el presidente estadounidense Donald Trump, con apenas un año en su cargo, por medio de la firma de un memorando bajo el artículo 301 de la Ley de Comercio de 1974, ordenaba al Representante Comercial de Estados unidos (United States Trade Representative, USTR) que aplicara aranceles por 50 mil millones de dólares a los productos procedentes de China, se desató lo que expertos han denominado como la guerra comercial entre ambas naciones.

La historia universal ya había visto pasar, conflictos bélicos, guerras gélidas y hasta bactereológicas, pero este planteamiento era diferente antiguo pero ahora es mucho más complicado de digerir, porque toca muchas fibras sensibles de la economía mundial, al ver enfrentadas a este par de potencias.

Definición:

Según Barry Eichengreen, profesor de Economía y Ciencias Políticas de la Universidad de California, define una guerra comercial a aquella que comienza cuando un país toma acciones para restringir la entrada de uno o varios productos de importación de otra nación o de un grupo de naciones determinado. Puede ir desde subir los aranceles, hasta la prohibición de toda la importación de un producto.

 

Comenzaron entonces el acordeón de respuestas, luego de que Estados Unidos, acusara a China de prácticas comerciales desleales, de robar la propiedad intelectual de muchos productos estadounidenses, además pretendía que se hicieran cambios en sus políticas económicas, ya que favorecían “demasiado” a las compañías estatales chinas.

Con el pequeño detalle que Estados Unidos pretende que China compre más productos estadounidenses para frenar su elevado déficit comercial de 419 mil millones de dólares con el gigante asiático. Por su parte, China respondió con aranceles a productos estadounidenses por valor de 110 mil millones de dólares.

El gobierno chino informó que los nuevos aranceles a bienes estadounidenses, que entrarán el próximo mes, irán del 5% a 25% y se aplicarán sobre un total de 5.140 productos. 60 de los más reconocidos economistas de Estados Unidos revela que la guerra comercial entre EE.UU. y China es el principal peligro para la economía estadounidense y global en 2019.

“China no solo actuará como un maestro de kung-fu en respuesta a los trucos de EE.UU., sino también como un experimentado boxeador que puede dar un golpe mortal al final”, aseguró Wei Jianguo, ex viceministro del Ministerio de Comercio y responsable de comercio exterior.

Las nuevas tarifas chinas serán impuestas sobre alrededor de 4.500 productos estadounidenses. 

 

Según un reporte del portal de noticias BBC, China acusó a Estados Unidos de iniciar la “mayor guerra comercial en la historia económica” y Pekín ya tomó medidas de represalia. “El lado chino, después de haber prometido no disparar primero, se ve obligado a organizar contraataques para proteger los intereses de su pueblo, dijo el Ministerio de Comercio chino.

Caída en picada

Las acciones de Wall Street han cerrado este lunes con fuertes pérdidas, marcando su peor registro en cuatro meses en medio de la escalada de la guerra comercial entre EE.UU. y China.

Por su parte el Ministerio de Comercio de China lamentó “profundamente” el aumento arancelario de EE.UU. y argumentó que “no tenía más remedio que tomar contramedidas”.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here