El pasado 30 de abril, se pretendió dar un golpe de Estado, a esta estrategia se le denominó “Operación Libertad”, pero en realidad cuál iba a ser el objetivo.

Este de recodar que el pasado 30 de abril, la única libertad que se dio fue la del ahora prófugo Leopoldo López, quien tenía beneficio de casa por cárcel, y que contó con la participación de un mínimo grupo de militares.

Sin embargo, todos esos hechos fueron parte de la “Operación Jericó”, que para el Ministerio Público, es un plan estratégico que tiene diferentes etapas, en que la doctrina militar y política denomina como guerra de cuarta generación.

¿Cuál era el objetivo de la Operación Jericó?

Toda la estrategia tenía un simple objetivo desestabilizar el Gobierno, hechos que han querido hacer desde hace años, como pasó con “La Salida” o “Resistencia”.

Y que consiste en el aislamiento financiero de Venezuela, a través de la banca mundial, ataques a cuarteles y bases militares, acaparamiento y contrabando de extracción de combustible, alimentos y medicinas.

También la desaparición del cono monetario e incluso bombas contra el presidente de la República.

Si uno saca cuentas, todo lo antes mencionado ha venido sucediendo en el país, tras lo impulsos de la derecha venezolana.

¿Cómo funcionaría la Operación este 30A? 

El plan de la derecha venezolana como siempre estará basado en la violencia, algo que no es nuevo, por lo que esta vez crearían micro-células y macro-células.

Las micro-células estarían conformadas por cinco integrantes y estarían encargados de atacar sedes del Gobierno, tanto instituciones públicas, como sedes de partidos políticos.

Mientras, que las macro-células están integrada por más de cinco personas, quienes atacarían a los organismos de seguridad en las marchas opositoras.

Antecedentes

Aunque se sabe que los planes de la oposición venezolana son repetidos y no tienen éxito, la Operación Jericó también forma parte de ellos.

Desde el 2015, se estuvo intentado aplicar esta operación, con el objetivo de fracturar a la Revolución Bolivariana.

En ese año, el mandatario nacional explicó que esa operación tiene varias fases, las últimas de ellas eran un golpe político, para buscar un traidor dentro del “chavismo” y un golpe militar.

Tal cual, lo que se vio este 30A, cuando autoridades estadounidenses aseguraron que el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Mikel Moreno,  el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López y el comandante de la Guardia Presidencial, Iván Rafael Hernández, habían aceptado derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Para esta Operación no solo iba a ser liberado Leopoldo López, sino que en la lista figuraban el exministro de la Defensa, Raúl Isaías Baduel y el exministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, y el diputado Gilber Caro.

Traidores se suman

Sin embargo, los resultados fueron diferentes solo salió Leopoldo López, y el jefe del Sebin para ese momento, Manuel Figuera, fue destituido y desterrado.

Tal como ocurrió anteriormente con: el exvicealmirante Carlos Millán, el teniente Rafael Isea, el mayor Milton Revilla Soto, entre otros.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here