Y, además, mariposones. Así llamaba Henry Ramos Allup, hace una década a aquellos jóvenes y alguno no tanto, que en el año 2000 formaron Primero Justicia.

Alineaditos todos con el mismo perfil en el discurso, en el vestir, en sus maneras, muy orientados a la derecha, bajo el lúgubre paraguas de “Tradición, Familia y Propiedad”, Tomás Guanipa, Leopoldo López, Henrique Capriles Radonsky y Julio Borges, se abrieron paso para albergar a la derecha huérfana que habían dejado los casi extintos partidos tradicionales, AD y Copei, a quienes Chávez fumigó y desapareció del mapa en el 98.

La mayoría se vestía como los mormones: camisa blanca arremangada por encima del codo (no el estilo “tres cuartos” que se usaba), bronceados, con estampa de clase social pudiente, blancos y de apellidos de alta sociedad. Cortados a la medida para diferenciarse de la “chusma” chavista.

Consternados por la derrota, Acción Democrática y Copei se quedaron aletargados largo tiempo, consumidos en el estupor del huracán que les había pasado por encima. No alcanzaban a reaccionar, hasta que un día Henry Ramos Allup, el eterno secretario general de AD, levantó su voz iracunda para referirse a los poco creíbles nuevos líderes y les endilgó tres epítetos que quedaron para la historia: lechuguinos, petimetres y mariposones. López, el más agresivo del grupo, se deslindó de Primero Justicia y montó tienda aparte con Voluntad Popular.

A partir de allí se dedicó a tirar piedras y a guarimbear hasta que fue a parar a Ramo Verde, luego a su casa por cuestionables “razones humanitarias” que aún no comprendemos; de allí se fugó y ahora es huésped del Embajador español.

En un paso raudo por el distribuidor Altamira, el día final de la “Operación Libertad”, el 30A se retrató nada más y nada menos que con Edgar Zambrano y su jefe, Henry Ramos Allup, ¡oh gran sorpresa!, quien hizo su aparición para sellar el más insólito acto de los muchos propios de comiquitas que hemos vivido este año.

¿Alguien se percató en el video sobre el puente del saludo militar que hizo Guaidó frente a su superior Zambrano? Vean y juzguen. La historia y la justicia tendrán que hacerse cargo.

Marisol Montiel
Politóloga

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here